Esculapio. El retorno del dios. 2007 — Museografía

Exposición que muestra los resultados de los estudios científicos y la restauración de la estatua del dios griego Esculapio descubierta en Empúries. 

Institución impulsora: Museu d’Arqueologia de Catalunya

Ubicación: Barcelona, Cataluña

© Fotografía: Ignasi Cristià SL

A principios del siglo XIX el noucentisme comenzó a recuperar la raíz helénica de nuestra cultura. El 25 de octubre de 1909 se encontró en Empúries el busto de la que está considerada como la mejor escultura griega del Mediterráneo occidental: una imagen de Esculapio, dios de la medicina. En 2006 nació el Proyecto Esculapio, en el que un equipo científico documentó la escultura y comenzó su restauración. Esta exposición busca explicar y documentar todo este proceso arqueológico y mostrar su resultado: la escultura restaurada antes de regresar al lugar donde se encontró.

Para ello se divide la sala del Museu d’Arqueologia en cuatro partes: una introducción, un ámbito de inmersión, un ámbito de descubrimiento y un epílogo de profundización. En la entrada encontramos un espacio de recibimiento con una estrecha ventana a modo de grieta en la pared que nos permite aventurar ligeramente aquello que después descubriremos. Las salas están diseñadas en tonos oscuros, para que las piezas destaquen, acompañadas de cajas y grietas de luz que señalan los recorridos, donde se muestran las imágenes de la restauración, como si formasen parte del mobiliario de un laboratorio. Al final de este recorrido se encuentra la puerta de acceso al templo, un espacio circular de color negro intenso, completamente vacío salvo por la estatua iluminada del dios griego, un espacio de contemplación y espiritualidad, y de conexión con nuestro pasado. La entrada al mismo queda marcada por otra caja iluminada con la silueta del escaneo en 3D que se efectuó de la pieza. Comprendemos entonces que el dios estaba de espaldas a la entrada, posición que solían ocupar estas imágenes religiosas en los templos griegos, de manera que era el sacerdote quien tenía que moverse y postrarse ante el dios. Este acto es el que recrea nuestra escenografía. 

Web Museu d’Arqueologia de Catalunya