El corazón del tiempo. 1997 — Escenografía

Escenografía para el concierto de Maria del Mar Bonet en el Palau Sant Jordi, conmemorando 30 años de carrera musical junto a otros músicos y artistas.

Institución impulsora: Jordi de Ramon Produccions

Ubicación: Palau Sant Jordi, Barcelona

© Fotografía: Toni Catany

El 23 de abril, Maria del Mar Bonet dio un concierto con el que celebraba 30 años de carrera musical acompañada de otros cantantes, músicos y artistas como Martirio, Joan Manuel Serrat, etc. El espectáculo se grabó en directo y se publicó un álbum con el mismo nombre del evento: El cor del temps.

Nuestro trabajo fue la escenografía de fondo para este concierto tan especial, que era una celebración a su trabajo, pero también un canto al Mediterráneo y a la cultura musical de sus pueblos. Bonet deseaba combinar dos referencias al mar: una nave típica de la cultura nurágica, que se desarrolló en la isla de Cerdeña durante la Edad de Bronce, y la representación de La gran ola de Kanagawa, del artista japonés Katsushika Hokusai. Sobre el escenario tendrían lugar actuaciones musicales muy diversas y espectáculos de danza.

El primer reto fue combinar adecuadamente estas referencias para que no se encontraran en discordancia, y abstraerlas para que no tuvieran un excesivo protagonismo, de manera que lo importante fuera la música. También nos interesó que existiera un cierto diálogo con el edificio. Para ello se planteó una estructura de distintas capas de profundidad a partir de los módulos cuadrados que tiene el Palau Sant Jordi en los laterales del escenario. Este módulo generaba una composición pixelada, cuyas diferentes capas ofrecían transparencia cuando se iluminaban desde la parte trasera. El espacio escénico, de color arena, simulaba una gran playa. A medida que se desarrollaba el concierto, la nave nurágica se desplazaba y aparecía lentamente, hasta colocarse en el centro del escenario al final del espectáculo. El perfil estilizado de esta nave ancestral tenía un carácter metafórico, simbólico, pues el concierto se cerraba con una canción interpretada por la Coral Universitaria de les Illes Balears que salía al escenario desde el barco, como si este hubiese transportado a los miembros de la coral a través del Mediterráneo.

Web Maria del Mar Bonet