Viaje al mundo de las sombras / Héroes y dioses. 2006 — Museografía

Dos exposiciones que nacen de la misma colección sobre la cultura del títere y el teatro de sombras en China. Un viaje por las diferentes tipologías de espectáculo teatral y de títeres, así como las historias legendarias que solían representar. 

Institución impulsora: Fundació Bancària “la Caixa”

Ubicación: Itinerante

© Fotografía: Ignasi Cristià SL

Esta colección fue en primer lugar reunida y más tarde ampliada por un matrimonio francés en sus viajes y estudios sobre China. Se componía originalmente de 7.000 piezas y terminó creciendo hasta las 14.000. De ella surgieron dos exposiciones, una dedicada exclusivamente al teatro de sombras y otra en torno al teatro de marionetas chino y todos los tipos de marionetas que lo protagonizan. Es un ejemplo de cómo de una misma colección permanente pueden surgir varios discursos independientes si se exploran cuáles son las relaciones posibles entre los objetos que la componen.

“Viaje al mundo de las sombras” explica la tradición de la sombra en Oriente, a través de varios países y civilizaciones. Especialmente se centra en los relatos épicos del Majabhárata y el Ramayana, que forman parte de la literatura clásica de la cultura hindú. Estas piezas se disponen sobre cajas de luz, emulando la manera en que tradicionalmente se representan. Ambas exposiciones se componen de un gran número de piezas que hubo que ordenar a través de un discurso que tuviera sentido, con el que mostrar la complejidad de la obra.

La exposición “Héroes y Dioses” se centra exclusivamente en la cultura china y se divide en dos partes: la primera dedicada a los tipos de marioneta (de palillos, de guante, de hilos, etc.), mientras que la segunda cuenta las historias que solían representarse. El concepto consiste en exponer las marionetas como si fuesen productos de importación del lejano oriente, por eso la primera planta está llena de estancias que evocan grandes cajas o contenedores de madera de pino. Cada una de las cajas está dedicada a un tipo de marioneta.

En la segunda planta se cuentan las historias tradicionales de China. Esta parte se diseñó con especial cuidado, ya que las marionetas están pensadas para moverse, para representar una acción en una historia, pero la mayoría de estas piezas son muy antiguas, incluso algunas cuentan con más de tres siglos de antigüedad. Así se decidió construir un teatro de teatros, y en cada hornacina representar una acción congelada en el tiempo. De esta manera, la primera sala es como si fuera el camerino, y la segunda sala, el escenario.

Web Fundació Bancària “la Caixa”