Del segundo origen. Artes en Cataluña 1950-1977. 2015 — Museografía

Exposición que da continuidad temporal al recorrido historiográfico del MNAC por la obra de artistas de la Guerra Civil y la dictadura franquista habitualmente menos representados en la historia del arte.

Institución impulsora: Museu Nacional d’Art de Catalunya (MNAC)

Ubicación: Barcelona, Cataluña

© Fotografía: Pepo Segura

Esta exposición quiere recuperar la obra de artistas clandestinos y menos reconocidos de la Guerra Civil y la dictadura franquista. También supone una forma de dar continuidad a la colección de finales del siglo XIX y principios del XX del MNAC, con la diferencia de que en este caso el material era de una gran sensibilidad, ya que familiares y descendientes de estos artistas seguían vivos y algunas heridas se mantenían abiertas.

El mayor problema fue conciliar la arquitectura original con la intervención de la arquitecta italiana Gae Aulenti y nuestra intervención museográfica, ya que se habían tapado todas las columnas y parte de las bóvedas originales con paredes de cartón-yeso. El primer paso fue cambiar las circulaciones de la sala para poder efectuar un recorrido coherente y abrir la sala lo máximo posible para obtener un espacio más generoso y con más posibilidades, sacando a la luz algunas de las columnas originales del edificio. En cuanto al material expuesto era realmente heterogéneo: proyecciones, murales, documentos históricos de todo tipo como los catálogos de cuando se expusieron estas obras en galerías, etc. Se intentó representar a un gran número de artistas poco conocidos, a veces con estilos muy diferentes, pero intentando buscar una representación democrática de todas las corrientes estéticas, tanto de las más tradicionales como de las menos convencionales.

Lo que hicimos fue adaptar los escasos medios de los que se dispuso para ambientar la exposición. Aprovechando que se trataba de arte clandestino, escondido, concebido en la precariedad, buscamos una estética de arte povera, en bruto; de manera que todo lo que construimos tenía ese aspecto de inacabado. Así, utilizamos paramentos de madera al natural para separar los ámbitos y con estructura vista por la parte trasera, o vitrinas de madera de DM al natural sobre caballetes metálicos, mostrando los intestinos de la exposición. Wladimir Marnich se encargó del diseño de todo el material gráfico para esta exposición, y en la línea de esta estética inacabada diseñó letreros impresos y encolados sobre la pared a la manera de la cartelería de la época.

Web MNAC