Centro de visitantes del acueducto romano de Albarracín. 2010 — Museografía

Exposición permanente sobre la complejidad de este acueducto romano, su trayecto y los cálculos de ingeniería de esta construcción de más de 26 kilómetros que se extiende por el territorio de la Sierra de Albarracín.

Institución impulsora: Diputación Provincial de Teruel

Ubicación: Gea de Albarracín, Teruel

© Fotografía: Ignasi Cristià SL

Cuando imaginamos un acueducto pensamos automáticamente en grandes arcadas superpuestas en forma de puente. El acueducto romano de Albarracín, en cambio, no se parece en nada a esta imagen, y sin embargo su valor arqueológico es, si cabe, aún mayor, puesto que recorre nada menos que 26 kilómetros de longitud. Esta proeza de la ingeniería se consiguió a través de conductos subterráneos, zanjas e incluso galerías laterales en la montaña. ¿Pero cómo explicar algo que no es fácil de ver y que no se parece a lo que habitualmente imaginamos? Este fue el mayor reto de este encargo.

Coordinados con el equipo de arquitectura, diseñamos un espacio expositivo inspirado en el estilo clásico de la arquitectura romana, donde se proyecta un audiovisual. Al terminar la proyección se eleva la pantalla y se accede a un espacio blanco más neutro donde varios tótems y piezas explican la labor de construcción y el funcionamiento del acueducto. Para ello se construyeron réplicas de segmentos seccionados a escala real del acueducto para su adecuada observación. También se hicieron réplicas de restos romanos encontrados durante las excavaciones. Finalmente se encuentra una sala con una gran cortina de vidrio que permite observar el paisaje y en la que se explica el camino del acueducto. En esta zona, tanto la arquitectura como los elementos museográficos, reproducen el recorrido sinuoso de esta construcción romana.

Web Centro de Visitantes del Acueducto