Museo memorial del exilio. 2007 — Museografía

Proyecto museográfico permanente para el Museo Memorial del Exilio en La Jonquera, en conmemoración a la diáspora de refugiados de la Guerra Civil, y como homenaje a todas las personas que sufren o han sufrido el exilio.

Institución impulsora: Consorcio del Museo Memorial del Exilio

Ubicación: La Jonquera, Cataluña

© Fotografía: Ignasi Cristià SL

© Dibujos: Ignasi Cristià i Garcia

La Jonquera fue un punto clave de paso fronterizo para los refugiados de la Guerra Civil. La exposición permanente del Museo Memorial del Exilio pretende recrear simbólicamente el recorrido del exilio de la patria. La visita arranca con una instalación que superpone una fotografía de los exiliados de 1939 en blanco y negro sobre una imagen a color de los refugiados de Sarajevo, conflicto que entonces era muy reciente. De esta manera se intentaba advertir al visitante que el exilio es un fenómeno que no pertenece al pasado, sino que sigue vivo mientras existan conflictos políticos armados. En este proyecto la coordinación con el arquitecto fue realmente tortuosa, planteando grandes dificultades al discurso expositivo. Pese a estas diferencias, el proyecto concluyó de manera satisfactoria.

La primera sala está dedicada a la guerra, y para representarla se diseñó y se construyó una instalación artística, una caja negra cuyo interior alberga escombros bajo luces rojas y espejos en todas las direcciones, que simbolizan la caída de bombas y la destrucción. A continuación se accede a la sala que representa el recorrido del exilio. Las vitrinas forman este recorrido tortuoso, convirtiendo el hilo argumental en un laberinto donde el visitante experimenta una cierta desorientación. Estos elementos expositivos reflejan una tercera instalación que cuelga del techo, un gran descampado de huellas de miles de pasos perdidos marcados en el barro que se precipita detrás de un gran muro negro, símbolo de la incertidumbre del exiliado. Testimonios de esta experiencia cierran la exposición. Desde el Consorcio se proponía una sala dedicada a expatriados ilustres como Antoni Clavé, Josep Subirats, Josep Franch i Clapés o Joan Oliver. Pero a propuesta nuestra aceptaron la iniciativa de dedicar un nuevo ámbito a los testimonios de miles de exiliados anónimos, un legado que forma parte del gran fondo documental del Museo Memorial del Exilio. 

Web Museu Memorial de l’Exili